jueves, 8 de noviembre de 2012

La discriminación en El mercader de Venecia


por Arantxa Mier García
Estudiante del ITAM
Shakespeare: liderazgo y vida.
Estudios Generales, Segundo semestre, 2012.

El gueto de los judios en la Venecia del mercader.

Introducción
La comunidad judía ha enfrentado la discriminación a lo largo de su historia y en la época de Shakespeare fue una de las etapas más críticas. A través de El Mercader de Venecia podemos ver una sociedad veneciana en la que se muestran distintas características de la sociedad cristiana europea. Una de estas son los prejuicios que se tenían en contra de los judíos.

¿Cómo se refleja la discriminación hacia la población judía?
Para responder esta pregunta se mostrará, en primer lugar, el contexto histórico y sus efectos sobre esta obra. Es decir, se explicará la situación de los judíos en los siglos XVI y XVII tanto en Inglaterra y en Venecia y cómo este contexto se refleja en la caracterización de los judíos y su situación en la obra. En una segunda parte se analizarán los elementos en los cuales se percibe la discriminación hacia los judíos.

De acuerdo con el diccionario de la Real Academia Española (RAE), la palabra discriminar tiene dos significados: uno, es “seleccionar excluyendo”[1] y el segundo es “dar trato de inferioridad a una persona o colectividad por motivos raciales, religiosos, políticos, etc”[2]. El segundo significado es el que nos interesa ya que tratamos de mostrar el trato de inferioridad que se le daba a la comunidad judía durante la época de Shakespeare y su reflejo en su obra. Por otro lado, también es importante retomar el significado de la palabra antisemita. De acuerdo con la RAE, “antisemita” se refiere a esos que son “enemigos de la raza hebrea, de su cultura o de su influencia”.[3] Estos conceptos los podemos relacionar con los personajes cristianos como Antonio o Graciano dentro de la obra ya que, como veremos, tratan como inferiores a Shylock y los demás judíos.

Los judíos en la Europa del XVI y XVII
Para entender la situación de los judíos dentro del contexto de la obra es esencial conocer el ambiente en el cual estos vivían en Europa en la época de Shakespeare. La situación de la comunidad judía que habitaba en Inglaterra, Venecia y otros países europeos durante los siglos XVI y XVII era bastante difícil. En distintos lugares, estas poblaciones fueron expulsadas, como en Inglaterra.[4] Esto llevó a muchos a adoptar la religión cristiana, en numerosos casos fue solo de manera aparente ya que seguían la religión judía a escondidas. Estos eran llamados “marranos”. Este concepto es muy importante en el desenlace del juicio entre Antonio y Shylock y la decisión de Jessica de convertirse en cristiana. Por lo tanto, observamos que las poblaciones judías enfrentaban discriminación de manera importante por parte de la población cristiana durante esta época.

Todo este contexto se refleja en la personificación de los judíos en El Mercader de Venecia. Shylock es el personaje judío más importante en esta obra y vemos cómo los estereotipos sobre los judíos están presentes en este. Estos rasgos son sus prácticas usureras y su odio hacia los cristianos[5]. Dentro del contexto en el cual la sociedad isabelina vivía, estos elementos fueron incorporados como mecanismo de comedia. Aunque es importante recordar que los judíos habían sido expulsados de Inglaterra en este periodo.

¿Los judíos de Venecia son los villanos?
Otro elemento sobre la personificación de Shylock que muestra la perspectiva de la sociedad sobre los judíos es que su papel puede ser interpretado como el villano de la obra[6]. Al final, es quien termina perdiendo el juicio. Además, su falta de clemencia hacia Antonio y su terquedad por venganza hacen que se refuerce la idea de Shylock como el gran villano en esta obra. Esto refuerza esta visión del “extranjero”, en este caso el judío, como un ser despreciable que tenía la sociedad de aquella época. Esta imagen de Shylock como el “malo del cuento” queda clara con el final del juicio, como se mencionó, ya que él es el gran perdedor y sufre una humillante derrota ante los cristianos.

La discriminación hacia los judíos se ve reflejada en distintos puntos en El Mercader de Venecia. Uno, en el trato que le dan a Shylock los cristianos. Esto se observa particularmente con Antonio y Graciano. Estos personajes hacen referencia hacia los judíos como “perros” o, incluso, como el mismo “diablo”. Shylock es asociado con el diablo por distintos protagonistas en múltiples momentos de la obra. Por ejemplo, en el 3.1., Solanio dice refiriéndose a la llegada de Shylock: Voy a decir ‘amén’ a tiempo, no sea que se cruce en mi plegaria el diablo; que aquí llega con la apariencia de un judío[7]

Como ya se había señalado, además de las referencias hacia Shylock como diablo, encontramos momentos donde lo comparan con un perro. Esto también se da por parte de distintos personajes cristianos. En el juicio, Graciano responde ante la falta de clemencia de Shylock, llamándole: ¡Maldito seas, perro inexorable! [8]

El maltrato físico y la violencia
Además de todo esto, la discriminación hacia la población judía se lleva hasta el maltrato físico y la violencia. Esto queda claro en distintas representaciones de El Mercader de Venecia. Por ejemplo, en la representación de la compañía Habima National Theatre[9] en la cual se muestra un trato cruel hacia Shylock por parte de los cristianos quitándole su atuendo tradicional y golpeándolo.

También se puede ver esto a través de las descripciones que hace Shylock sobre los insultos que recibe por parte de los cristianos, en especial, de Antonio. Desde las primeras intervenciones de Shylock en la obra describe el tipo de insultos recibidos por los cristianos. Sin embargo, el pasaje más claro lo encontramos en su discurso más famoso en el que describe la realidad de los judíos y expresa su impotencia y coraje ante la discriminación que sufren: ¿No tiene ojos el judío? ¿No tiene el judío manos, órganos, miembros, sentidos, emociones, pasiones? [10]

Incluso, en el juicio que se realiza hay elementos de discriminación hacia Shylock y los judíos. En primer lugar, estos son considerados como extranjeros y, por lo tanto, la ley no los clasifica como iguales que los venecianos cristianos. También, la presencia de “público”, en su mayoría cristiano, en el juicio puede ser vista como una desventaja en contra de los judíos. Esta escena queda clara en la representación cinematográfica de Michael Radford donde los cristianos ejercen presión sobre el juez y sobre Shylock.

Conclusión
El Mercader de Venecia es una obra en la cual descubrimos muchos elementos de discriminación hacia los personajes judíos, en particular, hacia Shylock. En primer lugar, la misma representación de los personajes judíos contiene estereotipos típicos de la época en la que esta obra fue creada. De esta manera, se muestra cómo la sociedad veía a esta población, aunque no es necesariamente la perspectiva del autor. Por otra parte, la historia que se cuenta también proporciona elementos, a través de sus personajes, que ilustran la situación de discriminación que enfrentaban los judíos de la época. Hay insultos, violencia y desigualdad, elementos que concuerdan con la realidad que William Shakespeare observaba a principios del siglo XVII.



NOTA: ensayo editado por MCA
[1] Diccionario de la Lengua Española, en: http://lema.rae.es/drae/
[2] Ibíd.
[3] Ibíd.
[4] Martin Casillas, Apuntes sobre El Mercader de Venecia, El Globo Rojo, 2005.
[5] Ibíd.
[6] Ibíd.
[7] William Shakespeare, El Mercader de Venecia, Acto III, escena 1.
[8] Ibíd. Acto IV, escena 1.
[9] Representación de El Mercader de Venecia en el World Shakespeare Festival de 2012 por la compañía hebrea de teatro Habima National Theatre bajo la dirección de Ilan Ronen.
[10] William Shakespeare, El Mercader de Venecia, Acto III, escena 1.

2 comentarios: